≡ Menu

Vidente Particular Don Fidel

Cuando uno desea buscar una consulta de vidente particular se encuentra ante multitud de ofertas de tarot y videncia sin gabinete distintas, por lo que nos encontramos con la necesidad de encontrar un criterio que nos permita distinguirlos. ¿En quien podemos confiar, cual es el criterio para escoger una videncia particular?. Yo le voy a sugerir mi propia consulta, como puede ver en videntedonfidel.com y le voy a ofrecer razones para que pueda valorarlas.

Mi consulta es diferente por tres razones:

1. Particular. Consulta privada.

vidente particular

Una consulta privada con un trato personal

Mi consulta es privada, y esto la aleja de tantos servicios actuales de empresas de telecomunicación. Es importante que se entienda que apartarse del planteamiento artesanal en este oficio para tener un enfoque empresarial lo único que hace es empobrecer las cosas. Mi consulta sólo la atiendo yo, para que así sepa siempre quien está al otro lado del teléfono.

Este criterio de elección de un tarot vidente particular sin gabinete es fundamental si lo que desea es una consulta de calidad. Dada la gran popularidad del tarot existe una oferta empresarial que ha provocado que la tradición del vidente particular casa haya quedado muy mal parada. De sobras conoce las críticas y burlas que se realizan al vidente famoso de turno, provocando una visión muy peyorativa en estos tiempos.

Por tanto en este tipo de servicios de vidente telefónico es preferible atenerse a lo tradicional, y esto quiere decir buscar un servicio privado  donde seamos atendidos con un trato personal por teléfono, como un restaurante familiar en el que podemos confiar. Lo que buscan las personas es un trato personal, y más en temas tan delicados como las preguntas del amor por ejemplo.

¿Cómo saber si es la consulta privada de un vidente particular sin gabinete? Evidentemente al llamar debe ponerse al telefóno el tarotista que se anuncia, como en cualquier otro servicio de atención privada y personal. Hay que andar con cuidado con el sistema actual de anunciarse como particular para que luego conectemos con un gabinete porque el que se anuncia afirma no poder ponerse. Por otro lado la idea de que no importa hablar con la persona que da la cara porque se supone que ha elegido un equipo de profesionales nos lleva al siguiente elemento de criterio.

2. Profesional. Formación y experiencia.

vidente particular profesional

Un trato profesional y de confianza

Ante todo hay que buscar un servicio profesional, un tarot telefonico fiable con una persona que veamos que lleva años de experiencia en el asunto y que posea la adecuada formación que garantice la calidad necesaria. Como en todo estamos hablando de un oficio.

Los servicios de vidente tarotista particular se caracterizan muchas veces por afirmarnos que se poseen poderes paranormales que les convierten en infalibles, en los mejores videntes. En la práctica es preferible atenerse al sentido común, desechar a tantas  supuestos videntes que afirman poseer poderes y buscar un servicio de un profesional, esto quiere decir una persona con la formación y años de experiencia necesarios para garantizar que sea un tarot fiable.

En mi consulta  encontrará  no a un vidente con poderes paranormales sino a un profesional que le ofrece una tradición milenaria de Oriente para preguntar sus inquietudes. Existen cientos de de consultas de videncia pero una gran diferencia que encontrará en mi consulta privada es que se atiende ante todo a su propia a su propio equilibrio personal.

3. I Ching. El Oráculo de Oriente.

vidente particular iching

La milenaria adivinación china

Lo que utilizo en mi consulta es un oráculo, un antiquísimo método de adivinación procedente de Oriente. Se trata del I Ching, un oracúlo que responde por sí mismo a nuestras preguntas sin interferencias o interpretaciones subjetivas. Usted pregunta y el Oráculo del Cambio le responde. Por ello  este sistema es muy valorado por los entendidos, ofreciéndonos  tres niveles de respuesta:

  • 1. El presente: nos muestra la situación actual, la realidad que se está cociendo. Tanto los sentimientos ocultos, que habitan en el fondo de las cosas, como las condiciones que generaron la situación actual.
  • 2. El futuro: fruto de lo que se está “cociendo” en el presente aparece el rumbo del futuro, si el presente es la semilla el futuro sería el arbol. Al consultar al I Ching nos muestra la tendencia de lo que vendrá hacia adelante…lo porvenir.
  • 3. El consejo: algo completamente distinto a cualquier otro sistema de adivinación es el consejo que ofrece el I Ching para que andemos por el camino de la armonía y la obtención de nuestro deseo. El Oraculo I Ching nos da una serie de recomendaciones surgidas de miles de años de estudio para conseguir la meta.La profundidad y seriedad de sus recomendaciones han hecho que se le denomine “El Anciano”, y aglutina en él toda la esencia del pensamiento oriental más elaborado. Se trata de lograr el camino acertado, de buscar la armonía adaptándonos activa o pasivamente a lo que ocurre según el criterio que consigamos obtener ante ese corriente de acontecimientos que vivimos.

Esto último le convierte en un sistema muy diferente al resto de videncias. Para el I Ching el futuro puede ser cambiado, por lo que nos ofrece una serie de consejos para que actuemos del modo más sabio, más beneficioso para nosotros.

Hay además otra ventaja añadida sobre el Tarot. Y es que el I Ching es un texto poético, conservado cuidadosamente, y que exige que la respuesta sea la que dicta el propio oráculo. Como bien sabe el tarot es un juego de naipes, de cartas con una serie de imágenes que el tarotista de turno ha de expresar con palabras. Esto exige todo un juego de imaginación e intuición que es el que aturde un poco al consultante. ¿Donde ve esas cosas?. No en las cartas, por lo que hablamos de una interpretación relativa.

A diferencia del tarot el I Ching es un sistema exacto…la respuesta está en palabras, y éstas se han guardado por miles de años. No cabe decir otra cosa que lo que diga el Oráculo.

La mejor prueba…. la experiencia

Si lo que busca es un vidente particular  sin gabinete con un servicio de confianza, le sugiero que valore mi consulta. Estoy a su disposición en los telefonos 806 y visa donde le atenderé gustosamente.

A su servicio,

don fidel

Don Fidel

Licenciado en Filosofía y Psicología